Fundación Santa Fe de Bogotá
16.09.2021

La importancia de un parto humanizado

El parto humanizado enfoca su atención en las necesidades de cada mujer y familia, respetando sus derechos, emociones y opiniones.

 

Con el fin de que la familia experimente uno de los mejores momentos  de su vida, la Fundación Santa Fe de Bogotá maneja dentro de su atención el parto humanizado, entendido como la atención dada a la madre, el recién nacido y su familia; basada en  sus necesidades personales y respetando sus derechos, opiniones y emociones.

Es así como se trabaja en conjunto con pacientes y familias para identificar y tener en cuenta sus deseos durante el proceso de atención, con el fin de brindar siempre la mejor experiencia.

 

Beneficios de tener un parto humanizado 

 

Para la madre. Un parto humanizado tiene en cuenta todas las dudas, miedos, voluntades y deseos de la mujer. De ahí parte el respeto hacia su cuerpo, su intimidad y su capacidad de tomar decisiones importantes en todas las etapas del proceso, recibiendo previamente información clara y de calidad por parte del equipo de profesionales.

 

Para el bebé. Un bebé que llega al mundo a través de un parto humanizado tiene el beneficio de nacer en un entorno seguro y sensible que contempla su bienestar físico y emocional, lo cual reduce el estrés natural por el que pasa a la hora del parto.

La Fundación Santa Fe de Bogotá cuenta con todas las subespecialidades pediátricas necesarias para atender al recién nacido bajo cualquier circunstancia. Adicionalmente, cuenta con una Unidad Neonatal que permite la permanencia de los padres 24 horas al día con cubículos individuales e independientes. 

 

Para la familia. La familia, sus sentimientos y opiniones, son componentes esenciales de un parto humanizado. Es por esto que resulta fundamental afianzar y fortalecer el vínculo emocional familiar, esto se hace a través del apoyo de un equipo profesional que disminuya el temor y la ansiedad en los padres y su familia.

Entre los beneficios que ofrece la Fundación Santa Fe de Bogotá para las familias de los recién nacidos, destaca la comunicación permanente y efectiva con el personal médico y paramédico y un programa diseñado especialmente para que las familias permanezcan juntas el mayor tiempo posible durante su estancia.

 

Otras herramientas para el bienestar 

 

Existen herramientas adicionales para tener un parto con el que la madre se sienta totalmente cómoda. Una de ellas es el plan de parto, un documento que afianza la comunicación médico-paciente, permitiendo desde el inicio y con el acompañamiento del obstetra, expresar las preferencias, necesidades y expectativas de la familia y la madre. En la Fundación Santa Fe de Bogotá, este plan de parto contempla deseos como el contacto piel a piel inmediato entre la madre y el bebé y el inicio de la lactancia de manera inmediata, con el fin de afianzar el vínculo afectivo entre los dos. 

Así mismo, se cuenta con servicios como un Curso de preparación para la maternidad y paternidad, una Unidad de Apoyo a la Lactancia y protocolos de clasificación de riesgo para la madre y el bebé.

Todos estos beneficios buscan promover y fortalecer una comunicación permanente y efectiva que brinde comodidad y confianza durante todo el proceso de atención del parto humanizado, en medio de un ambiente que provea seguridad y calidez.